Historia

Historia de Encuentro Matrimonial Mundial en Puerto Rico

Encuentro Matrimonial Mundial (EMM) tuvo sus orígenes en España en 1967, cuando el Padre Gabriel Calvo, mientras trabajaba con jóvenes, observó el buen comportamiento y la forma tan centrada de algunos de sus alumnos.

Buscando la razón de esto, pudo conocer a sus padres y se dio cuenta de que, entre ellos, existía una comunicación profunda. Este hecho le hizo darse cuenta de lo importante que es la relación de los padres para la integración completa de los hijos. Así comenzó a crear un instrumento que facilitaría la comunicación profunda en los esposos. Luego lo llevó a Nueva York, en donde el Padre Chuck Gallager, en compañía de varios matrimonios, enriqueció la experiencia.

Encuentro Matrimonial Mundial llega a Puerto Rico en septiembre de 1974, gracias al esfuerzo de Ángel y Carmen Díaz y Padre Bartolo Malvárez, quienes vivieron el Fin de Semana en Estados Unidos y soñaron con traerlo a nuestra isla. En su misión, contaron con el apoyo de la comunidad de Brooklyn West y en especial del Padre Quinn.

Los matrimonios y sacerdotes puertorriqueños vivieron por primera vez la experiencia del Fin de Semana en Casa Manresa de Aibonito. Durante un año, los FDS ofrecidos en la Diócesis de San Juan y de Caguas fueron apoyados por matrimonios de Estados Unidos.

En el 1976, se ofreció el primer FDS con un equipo integrado en su totalidad por servidores puertorriqueños. En septiembre de 1977, Puerto Rico lleva el FDS a República Dominicana y a Colombia.

EMM tiene presencia en 93 países y actualmente se ofrece en nuestra isla en las diócesis de San Juan, Caguas, Mayagüez, Arecibo y Ponce. En estos momentos estamos laborando y orando para llevar el FDS a la Diócesis de Fajardo-Humacao.

Hoy le damos gracias a todos los matrimonios y sacerdotes que soñaron y laboraron para hacer posible que seamos parte de la realización de sus sueños.